Edificios sanos, viviendas seguras

El aparejador cuida la salud de los edificios. Para ello, analiza a fondo cada caso, establece un diagnóstico fiable y recomienda el mejor tratamiento.

Es un profesional de confianza, que trabaja para que las personas vivan más seguras, disfruten de más confort, ahorren energía y dinero, respetando el medio ambiente.

 


  • ¿La fachada tiene peligro de desprendimientos?
  • ¿Hay grietas o humedades en el edificio?
  • ¿El edificio debe pasar la inspección técnica obligatoria? (ITE)
  • ¿Deseas mejorar el confort del hogar?
  • ¿La comunidad de vecinos quiere iniciar un programa de mantenimiento
    del edificio?
  • ¿Es necesario instalar un ascensor y mejorar la accesibilidad?
  • ¿Dónde se puede encontrar asesoramiento antes de poner en marcha
    unas obras?
 

 
Confía la solución a un aparejador colegiado.